El coche eléctrico puede aumentar los beneficios de venta

beneficios venta coches eléctricosApuesta segura para las ventas. Los expertos consideran que la tecnología aplicada para crear el coche eléctrico puede sacar a los fabricantes, o al menos a los que apuesten por ella, del círculo vicioso en que se encuentran, como ya lo están haciendo marcas como Renault-Nissan, que utiliza un enfoque con el que se va a mantener o incrementar el margen por vehículo vendido a precios similares al de los modelos convencionales de la misma categoría, pero no las baterías, que se alquilarán por cuotas mensuales.

Así, se podría ganar una media de 5.000 euros por año por coche, gracias al negocio del leasing de las baterías en el del suministro de energía y, eventualmente, hasta en la gestión de la energía acumulada.

Nueva generación de baterías: la pregunta es si realmente hay gente está dispuesta a comprar un coche que, en el mejor de los casos, costará lo mismo que uno convencional, con una autonomía limitada y una posibilidad de recarga de energía azarosa. Las encuestas hablan de un 8% pero los responsables de las empresas de automoción lo ven mucho más claro: “No es que tengamos un pálpito sobre su atractivo. Es que nos los piden los gobiernos. El de Japón, el de Estados Unidos, el de Portugal, el de España, el de China. Quieren ya los coches. Coches eléctricos sin emisiones de CO2. No nos están pidiendo híbridos, o diésel ecológicos. Nos piden vehículos eléctricos con cero emisiones”.

Inicialmente, el objetivo de Nissan y Renault es vender sus autos eléctricos a flotas de las Administraciones y de grandes empresas, para llegar luego al usuario particular que se beneficiará de las ayudas públicas y de las posibilidades de acceso al centro de las grandes ciudades. Aparte de unos costes de utilización que pueden llegar a ser una cuarta parte de los de un coche convencional.

La diferencia podría ser mayor si el petróleo se va muy por encima de los 60-70 dólares por barril. En Japón se calcula que un coche de gasolina que recorra 1.000 kilómetros al mes tendría un coste de uso de unos 60 euros, por los 12 del coche eléctrico.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest