Los primeros coches eléctricos costarán alrededor de 30.000 euros

precio coches eléctricosLa llegada de los primeros coches eléctricos al mercado pondrá a prueba la conciencia ecológica de los compradores. ¿Cuánto está dispuesto a pagar el consumidor por un turismo que no contamina? La marca japonesa Nissan está a punto de lanzar al mercado europeo el modelo Leaf, que vende como “el primer vehículo asequible de cero emisiones”. Su precio en la mayoría de los países europeos se acerca a los 30.000 euros tras descontar las subvenciones gubernamentales.

En EEUU, General Motors acaba de anunciar que el precio inicial para el modelo Chevrolet Volt será de 41.000 dólares (31.400 euros), que se quedarán en 33.500 dólares (25.700 euros) al descontar la ayuda pública. ¿Son precios asequibles? Hay que tener en cuenta que el precio medio de los coches vendidos en España es de 20.300 euros.

Nissan tiene claro que el precio de 30.000 euros puede atraer a un gran número de clientes con conciencia ecológica. “A pesar de su vanguardista tecnología, el Nissan Leaf no será más caro de adquisición –y sí considerablemente más barato en el uso diario– que un turismo familiar compacto convencional con similar nivel de equipamiento”, indicó la compañía. Los costes de uso se cifran en menos de 1,05 euros por cada 100 kilómetros en Portugal, el primer país en el que se empezará a vender el modelo en enero del 2011.

Por ahora, Nissan ha recibido 23.000 prerreservas en EEUU y Japón y 12.000 peticiones de información en Europa, cifras que Simon Thomas, vicepresidente de ventas, ve como una muestra de “un significativo interés”.

PRESTACIONES CONTENIDAS En esta primera fase, los incentivos públicos y las compras de vehículos enchufables por parte de las administraciones serán decisivos para que el mercado se desarrolle y bajen los precios. Pero el momento es poco propicio para pedir fondos a las arcas públicas. “Los gobiernos seguirán ayudando, pero las subvenciones serán acotadas en un mundo antidéficit. El coche eléctrico crecerá poco a poco y durante años será algo de poco volumen y aplicaciones específicas”, dice José Antonio Bueno, socio de la consultora Europraxis.

Por ahora, España se sitúa entre los países que ofrecen una ayuda pública más alta (6.000 euros), solo superada por Bélgica (9.000 euros) y Holanda (6.400 euros), según la patronal de fabricantes de automóviles Acea.

AJUSTE DE PREVISIONES Los más de 10 lanzamientos de modelos eléctricos planificados hasta el 2014 han comenzado en el peor momento posible. El hundimiento de los mercados automovilísticos por la retirada de las ayudas públicas contribuirá a bajar un poco el suflé creado alrededor del vehículo eléctrico. “El coche eléctrico esta aquí para quedarse, pero el entusiasmo se está ajustando a la realidad. Es una tecnología aún inmadura y con poco volumen de ventas, por tanto cara”, explica Bueno.

No será fácil ni rápido transformar una industria con más de 100 años de historia. Las previsiones más optimistas apuntan a que los vehículos eléctricos e híbridos (que utilizan también un motor de gasolina o diésel) representarán casi un tercio de todas las ventas en el 2020. El punto de partida es muy bajo: en Alemania solo hay 1.500 coches eléctricos y 22.300 híbridos en circulación de los casi 50 millones del parque.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest