Audi A1 e-tron, adiós al ruido y a las vibraciones

El Audi A1 e-tron se presenta equipado con un potente motor eléctrico que permite una conducción por ciudad sin emisiones. También cuenta con un motor de combustión interna que recarga la batería en circunstancias excepcionales. El Audi A1 e-tron es muy ágil gracias a los 103 CV (75 kW) de potencia máxima que alcanza su motor eléctrico. Presenta un nuevo enfoque: un coche eléctrico compacto de la categoría de lujo. El MCV de cuatro plazas y dos puertas ha sido concebido específicamente para ser utilizado en áreas metropolitanas de Europa y Norteamérica y en las megalópolis de fuerte crecimiento de Asia y Sudamérica. El Audi A1 e-tron siempre funciona impulsado por energía eléctrica. Su motor de combustión interna se utiliza únicamente para recargar la batería en casos aislados.

El motor eléctrico sincrónico del Audi A1 e-tron está instalado de forma transversal en la parte delantera del coche. Su posición baja tiene un efecto muy positivo sobre

el centro de gravedad del propio vehículo. Desarrolla una potencia continua de 62 CV (45 kW), con una potencia máxima de 103 CV (75 kW). Presenta continuamente 150 Nm de par motor y un par motor máximo de 240 Nm. Las virtudes principales del motor Wankel son su funcionamiento silencioso y casi exento de vibraciones, sus pequeñas dimensiones y su peso extremadamente reducido. Junto con el generador, que

está alimentado por el motor Wankel y produce 20 CV (15 kW) de energía eléctrica, la instalación completa pesa solamente alrededor de 70 kilogramos. Este peso también incluye la electrónica de potencia especial, la unidad de admisión, escape y refrigeración, la capa aislante y la subestructura.

Otro detalle es la dirección asistida del Audi A1 e-tron, que es electromecánica y, por tanto, muy eficiente energéticamente. Un sistema de freno electrónico permite aprovechar el potencial de recuperación de los motores eléctricos. En el eje delantero lleva un freno hidráulico de pinza fija y en el eje trasero dos novedosos frenos de pinza flotante accionados eléctricamente. Estas pinzas flotantes se activan no solo por medios mecánicos o hidráulicos, sino también por señales eléctricas. Además, este sistema elimina las pérdidas por fricción que se deban al deslizamiento residual producido cuando no se está pisando el freno. El servofreno presenta una nueva bomba de vacío eléctrica controlada manualmente.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest