La nueva era de los combustibles

En sus inicios, los coches funcionaban gracias a combustibles como el carbón y más recientemente la gasolina y el gasoil. Pero desde hace ya muchos años se está trabajando en el uso de energías alternativas para la propulsión de los automóviles, ya que como todo el mundo sabe, el petróleo del que proceden tanto la gasolina como el gasóleo es un recurso finito, que un día se acabará, además de que es altamente contaminante por las emanaciones de gases que provocan los motores al quemar este combustible. Esto sin olvidar el alto precio de estos combustibles, motivado precisamente por el carácter finito de su naturaleza.

Hoy en día en nuestro país es un lujo tener y utilizar coche no sólo por el precio del vehículo en sí, sino por el precio que han alcanzado los carburantes, y que está motivando también la subida de precios de prácticamente todos los productos que consumimos, ya que éstos deben ser en su mayoría transportados y por tanto la subida de los combustibles también les afecta.

Por eso cada día más se imponen los motores híbridos y eléctricos, que ofrecen cada vez mejores rendimientos, no contaminan y desde luego salen más baratos en cuanto al combustible. Pero a muchos usuarios quizá les eche para atrás el hecho de los recambios, puesto que se trata de modelos muy nuevos. Qué pasa si a mi coche se le estropea el motor? No hay ningún problema, ya que los desguaces de coches que se dedican a la venta de motores de segunda mano están ya recibiendo las primeras unidades de motores eléctricos e híbridos, procedentes de vehículos siniestrados cuyo motor no ha sido dañado. De esta forma contamos con la tranquilidad de que si nuestro coche eléctrico sufre alguna avería, tendremos el respaldo de piezas de segunda mano para repararlo.

Y es que los motores eléctricos son, hasta ahora, el futuro, ya que la energía eléctrica tiene fuentes de producción infinitas (energía eólica, solar, hidráulica…) y es limpia para el medio ambiente. Y así será a expensas del descubrimiento o fabricación de vehículos propulsados con otro tipo de energía que, por el momento, no se está estandarizando, como el hidrógeno.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest