Por fin carga rápida y sin necesidad de cables para coches eléctricos

La inducción en carga rápida por fin es posible. Investigadores de la Fundación CIRCE (Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos) con el apoyo de Endesa, han desarrollado el primer sistema que permite cargar el 80% de la batería del coche eléctrico en tan solo 15 minutos.

Este nuevo método, permite al usuario cargar su vehículo sin la necesidad de bajarse del coche. Con la tecnología de inducción el proceso de carga se reduce a que el usuario únicamente tiene que colocar su vehículo eléctrico, dotado de un elemento receptor bajo el coche, sobre una plataforma de carga ubicada en el suelo. Cuando el emisor detecta que el coche se ha situado encima, se conectan de forma inalámbrica y comienza la transferencia de energía. El proceso termina de forma automática cuando se cumplen las condiciones del servicio, si se interrumpe el proceso de forma manual, o al mover el coche y alejarse del punto de recarga.

Este nuevo sistema es complementario a los sistemas de carga de vehículo eléctrico convencionales, que permite realizar la misma sin necesidad de conectar físicamente ningún equipo.

Como ventajas sobre los sistemas convencionales, la carga a altos niveles de potencia es totalmente segura, tanto para el usuario como para los equipos. Por otro lado este nuevo diseño permite que el emisor del vehículo no necesite alinearse con precisión con el emisor, posibilitando un desalineamiento del 30% para que el emisor detecte que el vehículo se encuentra encima. Junto a estas características, el nuevo sistema representa un aumento de la comodidad en el proceso de carga, al evitar el uso del cable tradicional.

Una vez desarrollada la tecnología base, se podrá incorporar y adaptar para las distintas necesidades de carga estática, como por ejemplo, en el transporte público.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest