Los coches eléctricos se impondrán a los clásicos hacia el año 2022

Hablar de coches eléctricos es hablar de modernidad, ecología y cambio. Con la importancia que día a día va tomando el desarrollo sostenible, los vehículos “verdes” están consiguiendo abrirse un hueco en la sociedad, y poco a poco avanzamos hacia un modelo en el que cada día se venden unos pocos coches eléctricos incluso en nuestro país, España, donde no gozan de tanta aceptación como sería deseable.

Esto no quiere decir que los coches clásicos vayan a desaparecer, puesto que todavía cuentan con una legión de seguidores y mucha gente disfruta escuchando el rugir de un motor de gasolina más tradicional. Sin embargo, las estadísticas dicen que hacia el año 2022, si seguimos en la línea que llevamos hasta la fecha, en las carreteras de los países del mundo desarrollado encontraremos coches eléctricos y, tal vez, incluso de hidrógeno. Las ventajas de este tipo de automóviles son muchas: menor consumo, reducción del ruido y, en general, aumento de la eficiencia energética de las naciones que se animen a utilizarlos. Esto ha provocado que, sin prisa pero sin pausa, los diferentes gobiernos animen la compra de coches ecológicos son subvenciones y toda suerte de estrategias para avivar el consumo.

Con todo, un vehículo histórico siempre lo será, y a buen seguro no faltarán compradores para las grandes joyas de la carretera del pasado. Sin embargo, es importante comprender que aunque a la gasolina le queda tiempo para rato, en el futuro necesitamos apostar por opciones más ecológicas, que respeten el medio ambiente y supongan tantos problemas como los que causan los coches que utilizan combustibles fósiles para funcionar.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest