¿Cómo funciona el motor de los coches eléctricos?

Hace bastante tiempo que los coches eléctricos se convirtieron en una realidad de nuestro entorno, pero la verdad es que el funcionamiento de los motores de este tipo de vehículos sigue siendo todo un misterio para nosotros.
Los coches eléctricos son desde hace varios años, y aumentando cada día, parte de nuestra actualidad, aunque aún queda bastante tiempo para que la mayoría de los vehículos que veamos por la calle sean de este tipo.

Los motores eléctricos cuentan con grandes ventajas frente a lo que hasta ahora conocíamos en los vehículos con motores convencionales, por ejemplo, este tipo de motores producen menos contaminación que los vehículos que se alimentan con gasolina/diésel, o lo que es lo mismo, son coches con más respeto por el medio ambiente, y también producen una menor contaminación acústica.

En todos los vehículos eléctricos el 46% de la energía que sale de sus baterías sirve para poder mover el vehículo, lo que nos indica una eficiencia de entre un 10 y 30% mayor, comparado con los vehículos convencionales que cuentan con motores de explosión y combustión.

El controlador saca la energía de las baterías y la traspasa al motor. El acelerador está conectado a un potenciómetro (de resistencias variables), que a través de una señal, le dice al controlador la energía que debería entregar. El controlador entregará la energía según los distintos niveles de potencia, logrando así controlar la velocidad.

Desde hace varios años son hay muchas marcas que venden este tipo de vehículos, aunque además hay empresas que se dedican a convertir los coches tradicionales en coches eléctricos. Algunas de las características que ofrecen estos coches son las siguientes:

• El motor eléctrico recibe su potencia desde un controlador, el cual recoge la potencia de un conjunto de baterías.

• El embrague deja de existir y solo queda transmisión.

• Un nuevo motor de corriente alterna se ajusta a la transmisión con un plato adaptador.

• Un controlador eléctrico se añade para poder controlar el motor eléctrico.

• La bandeja de baterías se instala en el suelo del coche.

• 50 baterías de 12 voltios se ponen en la bandeja (2 grupos de 25 para crear 300 Voltios de corriente continua).

• Se instalan motores eléctricos para que funcionen elementos que hasta ahora sacaban su energía del motor: aire acondicionado, limpia parabrisas, etc.

• Un inyector se añade a los frenos, los cuales antes funcionaban con el motor.

• Un cargador se añade a las baterías para que puedan recargarse.

• Un pequeño calentador eléctrico de agua se añade para que el vehículo cuente con calefacción.

• La velocidad máxima estará en unos 80 Km/h.

• Las baterías duran de 3 a 4 años.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest