Detroit Electric SP-01, el deportivo eléctrico más rápido del mundo

Detroit Electric ha mostrado algunas imágenes del SP-01 definitivo, el cual se empezará a fabricar en serie a partir del año que viene en las instalaciones que tiene la marca en Leamington Spa (UK). Después,  se ampliará la producción a través de su fábrica de Detroit, donde la marca dispone de la sede mundial.

En lo único que se diferencia respecto al prototipo que se presentó hace un año en el Salón de Shangai es en la instalación de un alerón trasero que mejorará la aerodinámica del coche. El resto sigue siendo muy parecido al Lotus Elise, como ya se sabía.

La marca ha comentado que venderá dos versiones con distinta potencia: la Pure, que ofrecerá 204 CV y acelerará de 0 a 100 km/h en 5,3 segundos, y la Performance, que contará con 286 CV y hará el 0 a 100 km/h en tan solo 3,7 segundos.

Detroit Electric es una empresa estadounidense que renació en 2008 gracias a Albert Lam, ex CEO de Lotus Engineering Group, con el único objetivo de fabricar exclusivos deportivos con altas prestaciones propulsados por baterías.

Esta empresa fue a comienzos del siglo pasado una de las primeras del mundo en estar especializadas en la fabricación de vehículos eléctricos.  Detroit Electric contó con una exitosa etapa comercial entre los años 1907 y 1939, y dejó su actividad cuando el motor de combustión terminó imponiéndose. Hasta ese momento, se llegaron a vender 13.000 coches eléctricos, un récord que aún no ha logrado superar otra marca de automóviles.

Después de 74 años, Detroit Eléctric ha creado este biplaza capaz de alcanzar los 249 km/h y hacer el 0 a 100 km/h en tan solo 3,7 segundos. Esto ha hecho que se convierta en el coche eléctrico de serie más rápido de todo el mundo. Sólo se van a fabricar 999 unidades, las cuales empezarán a llegar a los concesionarios en el año 2015.

El SP-01 comparte chasis con el Lotus Elise, que también viste a otro deportivo de renombre, el Tesla Roadster. Es parecido estético es bastante obvio, sobre todo con el Lotus Elise.

Las prestaciones de este deportivo eléctrico han sido posibles gracias al uso de una carrocería de fibra de carbono y de un motor de 201 CV montado en posición central, el cual se alimenta de una batería que tiene una capacidad de almacenaje de 37 kWh.

Gracias a su poco peso y la tecnología que ha sido usada, entre las que destaca el sistema de frenado regenerativo, el SP-01 ofrecerá una autonomía de 288 kilómetros. El coche se podrá recargar en casa en poco más de 4 horas. Según Detroit Eléctric, el SP-01 cuenta con un sistema bidireccional de carga y descarga que permitirá incluso usar la carga de sus baterías para alimentar de energía una vivienda en caso de emergencia. Un auténtico lujo, ¿no?

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest