Mercedes-Benz S 500 Plug-In Hybrid, el primer híbrido enchufable de la marca

Mercedes-Benz ha creado su primer híbrido enchufable, pero no será el último ya que la marca ha declarado que para el año 2017 sacará al mercado diez vehículos de este tipo, por lo que ha llegado el momento de enchufarse al lujo.

La imponente Clase S ya disponía de dos versiones híbridas –S 400 Hybrid y S 300 BlueTec Hybrid-, pero por primera vez será posible que sus baterías se puedan recargar a través de una toma de corriente, ubicándose a la derecha del paragolpes trasero. La hibridación del S 500 se produce gracias a un motor eléctrico con 85 kW (109 CV) y otro de gasolina, un V6 con 333 CV de potencia. Es decir, con este coche dispondremos de un total de 442 CV bajo el pedal.

Este coche se ha destinado principalmente a Estados Unidos, China y Rusia, y por lo que solo se venderá con carrocería larga, la cual llega a alcanzar nada más y nada menos que 5,25 metros de longitud. Desde la marca se ha asegurado que una de las razones por la que solo se comercializará en versión larga es que estéticamente es la más acertada, ya que el actual Clase S al principio se diseñó en carrocería larga y más tarde optaron por recortarlo, al contrario que con otras generaciones. Aunque ya hemos mencionado que se ha diseñado especialmente para Estados Unidos, China y Rusia, Europa también formará parte de esto. En España han puesto como objetivo vender al menos  50 unidades anuales, lo que es una cifra alta del total de los Clase S que se venden en nuestro país actualmente, que son unos 280, siendo la gran mayoría diésel.

Mercedes-Benz S 500 Plug-In HybridCuando conducimos este exclusivo modelo con sus 70 litros de combustible y su batería totalmente cargada, lo primero que notamos  al observar el interior es que lo mejor probablemente esté en las plazas traseras. Como todo Clase S, el lujo rebosa por doquier; teniendo como ejemplo  los asientos de cuero con opción de masaje o su sistema de entretenimiento para las plazas traseras con control remoto. Una de las características que más llama la atención es su sistema de preclimatización. A través de una aplicación para dispositivos móviles ‘Mercedes connect me’ es posible programar el sistema de climatización con antelación, sin que sea necesario arrancar el coche, para que cuando entremos en él el interior del vehículo se encuentre a la temperatura que deseamos.

Al encender el Mercedes-Benz S 500 Plug-In Hybrid no será necesario meter ninguna marcha antes de empezar a rodar pues cuenta con una transmisión automática de 7 velocidades llamada “7G-Tronic Plus”. Este coche lleno de lujo cuenta con cuatro modos de conducción entre los que encontraremos el “Hybrid” que es el más recomendable y donde se alternarán los dos motores. Dentro del modo “Hybrid” se encuentran otros tres modos que son el “E” o “Economy”, que es el modo estándar, el “E+” o “Economy +”, que es más eficiente y ahorra más energía y el “S” o “Sport”, que ofrece una mayor agilidad y con el que se puede acelerar de 0 a 100 km/h en tan solo 5,2 segundos.

Es impactante que el salto entre la electricidad y la combustión sea totalmente inapreciable desde el habitáculo. La transición se produce de forma instantánea, y aunque conocemos cuando funciona un motor u otro gracias al cuentarrevoluciones, es posible circular con una suavidad impresionante. Esto se produce gracias a un embrague adicional, que se encuentra entre el motor de combustión y el motor eléctrico, y que desacopla el bloque de gasolina cuando se conduce en modo eléctrico.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest