Mitsubishi Outlander PHEV, el primer SUV híbrido enchufable

Desde que vimos en el mercado al Mitsubishi i-MiEV, en el año 2006, la marca japonesa ha esperado bastante para lanzar al mercado su primer híbrido, pero sin dudarlo ni un momento, podemos decir que la espera ha merecido la pena. Esto se debe a que el nuevo Mitsubishi Outlander PHEV, al igual que pasó con el urbano eléctrico, ofrece distintas soluciones tecnológicas tan modernas que lo más probable es que lleguen a marcar una tendencia en el mercado europeo.

El Mitsubishi Outlander plug-in no es únicamente un SUV híbrido enchufable, sino que además es el primer vehículo de su categoría que cuenta con tracción total permanente gracias a los dos motores eléctricos de 60 kW que lleva incorporado y que actúan en los dos ejes. Pero esto no es nada, ya que también ofrece la posibilidad de conducir con absoluta normalidad hasta 50 km en un modo totalmente eléctrico, por lo que en cualquier traslado de ciudad, podrás olvidarte totalmente del combustible, y solo tendrás que preocuparte de enchufarlo cuando hayas terminado de conducir, y mañana será otro día.

mitsubishi-electric

Como hemos mencionado antes, el Mitsubishi Outlander híbrido enchufable cuenta con tres motores, dos eléctricos y uno de combustión, los cuales se coordinan para lograr los tres modos básicos de conducción de manera automática, pues este modelo no cuenta con caja de cambios.

El motor convencional es un propulsor de gasolina DOHC MIVEC, de 2.0 litros, el cual tiene 121 CV de potencia con 190 Nm de par, pero que únicamente envía su fuerza al eje delantero en una de las tres configuraciones posibles de marcha. Además, sobre las ruedas delanteras actúa uno de los dos motores eléctricos, que está ubicado debajo del capó a la izquierda y que rinde 60 kW/82 CV con 137 Nm de par. Este dispositivo está unido a un inversor que se encarga de recargar las baterías con el par sobrante del motor de combustión en algunos momentos.

En el eje posterior del Outlander plug-in podemos encontrar un segundo motor eléctrico de 60 kW/82 con 195 Nm, que está justo debajo del maletero (pero que no le quita mucho espacio, solo le quita unos 14 litros de capacidad). Esto es debido a que se ha elevado la altura normal unos 19 mm en esta zona para poder alojarlo. El paquete de baterías de iones de litio cuenta con 12 kWh de capacidad, estando ubicado debajo del suelo del habitáculo, estando compuesto por 80 celdas refrigeradas por aire. El paquete de baterías ofrece en conjunto 300 V y únicamente resta unos 45 mm de altura libre al suelo del interior. El depósito de combustible es de 45 litros, 15 menos que en el Mitsubishi Outlander normal (aunque eso no es una desventaja) y está ubicado bajo los asientos traseros.

Este vehículo permite mantener o recargar las baterías durante la marcha a través de dos botones que están situados en el túnel de transmisión, una operación que se puede hacer al 80% durante 30 minutos de viaje. El Mitsubishi Outlander PHEV nos ofrece dos modalidades de carga eléctrica gracias a dos enchufes que se sitúan en el lado contrario a la boca de llenado del carburante.

En un enchufe doméstico tradicional, a 230 V y 10 amperios, esta operación puede completarse en 5 horas, pudiéndose gestionar de manera remota a través de una aplicación disponible para iPhone y teléfonos Android. Mitsubishi también ofrecerá una instalación doméstica adicional, la cual requerirá un cable de mayor grosor y ofrecerá una recarga a 16 A que se dará en solo 3 horas.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest