Renault ZOE, un coche eléctrico a bajo precio con letra pequeña

El Renault ZOE es un vehículo de 4,08 metros de longitud el cual se mueve a través de un motor eléctrico y dispone de una batería con una autonomía de 210 kilómetros según el ciclo de homologación NEDC. Su precio va desde los  21 250 euros, algo que parece increíble para ser un vehículo eléctrico, por lo que no podremos dejar de pensar dónde está la pega. Pues bien, es necesario saber que el precio tiene letra pequeña, y que realmente te saldrá bastante más caro de lo que crees.

El vehículo te lo venden sin batería, la cual tendrás que alquilar y pagar mes a mes, con un coste mínimo de 79 euros al mes, lo que anualmente supondría casi mil euros, a los que le tendrás que sumar la electricidad para recargarlo…

Entonces, ¿hasta qué punto es rentable comprar el Renault ZOE? Para contestar a eso será necesario hacer algunas cuentas, ya que en la actualidad se pueden encontrar algunos vehículos de características similares por unos 30 000 euros, en los que la batería es de tu propiedad y solo te tienes que preocupar de su recarga eléctrica.

Ahora hablaremos un poco de sus características, para poder conocer si tiene algo de bueno que haga que no sea una locura pagar un alquiler por la batería cada mes.

La carrocería del Renault ZOE es de cinco puertas y su longitud y anchura son muy parecidas a las del Renault Clio, aunque tiene 11,4 centímetros más de altura. La apariencia del habitáculo también es parecida a la del Clio, aunque los ocupantes irán sentados más altos en el ZOE y en la parte trasera hay un poco menos de espacio para la cabeza, aunque más para las piernas. El maletero es un poco mayor en el ZOE, contando con 338 litros, 30 litros más que el Clio.

Actualmente podemos encontrar únicamente un vehículo eléctrico que se pueda comparar por tamaño al ZOE, el BMW i3, aunque su carrocería puede recordar más a la de un monovolumen que a la de un turismo (solo es 1,6 cm más alta que la del ZOE) y tiene cuatro plazas. Es, también un poco más caro (35500 sin ayudas), pero la batería es propiedad del cliente, como se espera al comprar un vehículo eléctrico.

El ZOE resulta ser un vehículo muy confortable para conducir en ciudad por la rapidez con que el motor responde cuando se presiona el acelerador, no emite vibraciones y dentro del habitáculo apenas se oye ruido. Funciona mejor cuando se circula a menos de 60 km/h, lo que lo hace mejor para ciudad que para carretera. Según Renault, el ZOE tarda 13,5 segundos para pasar de 0 a 100 km/h y su velocidad máxima está limitada a 135 km/h.

Es importante saber que a la hora de comprar el ZOE la batería siempre vas a pagarla a parte. Se hará a través de una cuota mensual en concepto de alquiler, pues la batería es propiedad exclusiva de Renault, la cual permite su uso a través de un contrato. La firma de este contrato de alquiler es obligatoria al adquirir el vehículo, contando con una duración mínima de un año y renovándose de forma automática a la fecha de vencimiento. No se permite rescindir el contrato de alquiler y mantener la el vehículo en propiedad. La única forma de terminar con el contrato será cambiando la titularidad del vehículo.

El coste del alquiler variará en función del kilometraje anua, así como de los años de duración del contrato. El coste mínimo será de 79 €/mes (por ejemplo, para 12 500 kilómetros al año con una duración de tres años). El coste máximo será 202 €/mes (40 000 km con una duración de 1 año). Si a la finalización del contrato se ha superado el kilometraje establecido habrá una penalización y, si no se alcanza, una bonificación.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest