Strati, el primer coche fabricado mediante una impresora 3D

Local Motors ha logrado fabricar un coche totalmente operativo a través de técnicas de impresión en tres dimensiones. Este vehículo usa el esquema eléctrico de un Renault Twizy.

En un tiempo inferior a dos días y con un coste bastante más reducido que si fueran usados los métodos de producción convencionales,  Local Motors, una empresa con sede en Arizona, ha logrado hacer realidad el Strati, que se ha convertido en el primer vehículo del mundo creado a partir de una impresora 3D.

Para hacer realidad este vehículo son necesarias 44 horas de impresión para su carrocería y otras 2 horas para ensamblar las piezas de la parte mecánica, lo cual hace que un Strati cobre vida. Esto solo es posible hacerlo con una impresora en 3D especial (sólo existen dos parecidas en Estados Unidos) el cual se encarga de crear las formas del vehículo a través de un material sintético que ha sido reforzado con fibra de carbono y, más tarde, un equipo de profesionales del montaje se encarga de unir todos los elementos móviles.

El Strati, únicamente está compuesto por 40 piezas en vez de las 20.000 de un vehículo tradicional, utiliza un sistema de propulsión eléctrica que se ha tomado prestado del Renault Twizy, incluyendo también el volante, los mandos y el cuadro de instrumentos. En el caso de que pienses que este vehículo es únicamente una maqueta, es necesario aclarar que es un vehículo real que ya ha sido conducido, pero como exhibición, lo cual no quita en poco tiempo empiece a comercializarte.

Además de un reducido coste de producción, el uso de este proceso de producción en un vehículo real haría realidad el sueño de muchas personas que es poder tener un vehículo totalmente personalizado desde la fábrica y a un precio asequible, ya que hasta la actualidad, tener un vehículo totalmente personalizado aumentaba muchísimo el coste del vehículo, pudiendo incluso duplicar su precio base. Imaginemos que el precio de un vehículo convencional es de 13.000 euros, pero claro, ese sería el precio del vehículo en blanco, y con el motor más bajo. Si después queremos pintar la carrocería de un color, los retrovisores de otro, el techo de otro diferente, cambiarle las llantas, etc. el precio subiría muchísimo, pudiendo llegar fácilmente a los 30.000 euros.

Lo que hemos explicado anteriormente no pasará con el Strati pues se podría elegir todo antes de fabricarlo y no sería necesario realizarle los cambios después, que es lo que sube el precio de los vehículos, siendo el motor lo único no personalizable. Desde que se diseña el vehículo hasta que está fabricado no es necesario más de una semana, lo que lo hace un auténtico sueño. Se acabaron las largas esperas para tener el vehículo de tus sueños… Por cierto, aunque hemos dicho que son necesarias 44 horas de fabricación y dos de montaje, la verdad es que estos tiempos se pueden reducir más aún, fabricándose el vehículo en apenas 20 horas y ensamblando las piezas en solo una.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest