Volkswagen Passat GTE, una berlina híbrida enchufable

Volkswagen repetirá con el nuevo Passat la misma estrategia de expansión tecnológica que ha aplicado a la séptima generación del Golf. La berlina alemana va a acoger en su gama todas las tecnologías de propulsión que existen en el grupo y la última de ellas va a ser un conjunto híbrido enchufable el cual impulsará al próximo Passat GTE.

Las carrocerías berlina y Variant (familiar) traeran desde mediados del año próximo un grupo propulsor mixto compuesto por un motor 1.4 TSI de gasolina con 156 caballos y una unidad eléctrica de 115, con lo que se conseguirá una potencia conjunta máxima de 218 CV. El Passat GTE fusionará algunas prestaciones deportivas (la velocidad punta es de 120 km/h) con un consumo muy bajo: menos de 2 l./100 km. en ciclo combinado y 13 kWh/100 km en modo eléctrico.

El Volkswagen Passat GTE no va a tener ninguna limitación efectiva en cuanto a lo que a la autonomía se refiere, pues desde Volkswagen han asegurado un rango superior a los 1.000 kilómetros, que se repartirán de la siguiente forma: 50 recorridos con la energía eléctrica almacenada en las baterías de ion litio de 9,9 kWh de capacidad y lo demás con los 50 litros de combustible del depósito convencional.

passat-gte-hibridoDe la gestión de sus dos motores está encargada una caja de cambios DSG de seis velocidades con la que se ha integrado el motor eléctrico, así como un tercer embrague que puede acoplarlo o desacoplarlo al TSI. La forma de gestionar la potencia de los dos motores puede cambiarse de forma manual habiendo cuatro modos de conducción: “E-Mode”, “Hybrid”, “Battery Charge” y “GTE”.

En el primer modo la propulsión es totalmente eléctrica. Si escogemos el modo híbrido el Passat GTE funcionará como un híbrido convencional, mientras que en el GTE se exprimirá lo máximo posible a todas las unidades propulsoras. El modo carga de batería es muy útil pues permitirá recuperar algo de energía para la batería, en el caso de que por ejemplo, vayamos por carretera en una ciudad con restricciones de tráfico para los vehículos de motor de combustión y nos quede poca batería.

Hay algunos detalles que diferencian al Passat GTE de sus hermanos de propulsión tradicional, como son por ejemplo, los faros diurnos ubicados en la parte inferior del paragolpes con un diseño específico en  forma de C, la línea azul que cruza la parrilla delantera, la tira cromada en las aletas delanteras con el logo GTE o las llantas de 17″ de diseño aerodinámico.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest