Range Rover Hybrid, un todoterreno híbrido lleno de lujo

El sistema motriz híbrido del nuevo Range Rover Hybrid cuenta con tres modos de funcionamiento los cuales serán seleccionados  por el conductor, y une el motor diésel SDV6 de tres litros de capacidad de Land Rover con un motor eléctrico de 35 kW (47,6 CV) que ha sido integrado en la transmisión automática ZF de ocho velocidades. El sistema híbrido, incluidas las baterías de iones de litio, el inversor y el motor eléctrico, tiene un peso inferior a 120 kilogramos.

El motor eléctrico del Range Rover Hybrid desplega 170 Nm de par, lo que aumenta la aceleración, y permite circular con el vehículo en modo únicamente eléctrico. Esta unidad además actúa como un generador, logrando recuperar la energía cinética y recargando las baterías solamente durante la frenada.

Cuando el conductor seleccione el modo EV (electric vehicle), el Range Rover Hybrid podrá recorrer en modo exclusivamente eléctrico unos 1,6 kilómetros a una velocidad inferior a 48 km/h hasta que el motor diésel empiece a actuar. El problema de esto es que, durante la marcha, estos 1,6 kilómetros se ven reducidos y resulta dificil pasar de los 500 metros en el modo únicamente eléctrico. Además, la velocidad de 48 km/h también es difícil de alcanzar y antes de alcanzarlos suele ponerse en marcha el motor de combustión. No obstante, el encendido del motor diésel no es muy ruidoso y acompaña bastante bien al modo eléctrico, el cual se encarga, básicamente, de empezar la andadura del coche de un modo silencioso y suave.

Resumiendo, el motor diésel y el motor eléctrico del Range Rover Hybrid pueden rendir 340 CV a 4.000 rpm, con un par máximo de 700 Nm entre 1.500 y 3.000 rpm. Range Rover Hybrid y Range Rover Sport Hybrid pueden acelerar de 0 a 100 km/h en menos de siete segundos, siendo ayudados por su rápida caja automática ZF de ocho velocidades. También nos ofrecen unas grandes prestaciones de recuperación y adelantamiento, pudiendo alcanzar una velocidad máxima de 218 km/h y 225 km/h respectivamente. Todo esto está unido a unas emisiones de CO2 de 169 g/km, lo que hace que se reduzca el 26 % respecto al SDV8 que presenta un rendimiento parecido y equivale a un consumo de 6,4 l/100 km durante el ciclo combinado. Este último dato es probablemente el más importante y el que hace que merezca la pena elegir esta versión en el Range Rover, pues el modelo SDV8 con motor 4.4 y la misma potencia, 340 CV, presenta un consumo medio bastante superior ( 8,7 l/100 km).

Esta versión híbrida del Range Rover podrá adquirirse en dos versiones distintas, la “Autobiography”, que costará 139.700 euros y la “Sport Hybrid” que costará 95.100 euros.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest