La ciudad de París prohibirá el tránsito de vehículos diésel a partir del 2020

El uso de los motores diésel en la capital de Francia tiene las horas contadas, al menos en la zona céntrica de París. Intentando reducir la contaminación, París está contemplando prohibir la circulación de coches que usen combustible diésel a partir del año 2020, para lograr convertir el casco antiguo de la ciudad en una zona semipeatonal.

La alcaldesa de París, Anne Hidalgo ha declarado que para el año 2020 quiere que sea el fin de los vehículos diésel en la ciudad, ya que son los más contaminantes.  Para lograr que esto sea posible, está preparando con la ayuda del Estado una ley que interceptará a los vehículos que más contaminan, para que al menos no circulen por el centro de la ciudad. Esto será posible mediante una identificación obligatoria que deberán llevar todos los vehículos.

En la actualidad, el 60% de los parisinos no tiene coche, algo que parece muy extraño en una ciudad de semejante tamaño, pero lo cierto es que en París, realmente no es necesario tener coche. El metro te lleva a cualquier lugar en muy poco tiempo, y el aparcamiento está bastante complicado, ya que sobre todo en sitios turísticos hay zona azul en todos lados, por lo que resulta imposible aparcar de forma gratuita. Esto nos hace pensar que en París el uso de coche propio es un auténtico lujo, y que solo lo tienen las personas adineradas. En el año 2001 no tenía coche el 40% de la población. Según la encuesta que ha elaborado el instituto de sondeos Ifop, el 54% de los residentes en París ha apoyado la prohibición total de los vehículos diésel en la ciudad, ya que valoran más una ciudad más limpia y ecológica que poder circular con este tipo de vehículos.

Según Hidalgo, se va a dotar a la ciudad de algunas zonas de circulación reservadas a los vehículos limpios, por lo que las vías más transitadas se reservarán únicamente a vehículos de bajas emisiones contaminantes.

En primer momento esto se realizará únicamente de forma  experimental, según ha declarado Hidalgo. También ha declarado que quiere reservar cuatro distritos del centro a los peatones y bicicletas, autobuses y taxis, con la única excepción de los vehículos de reparto y de los vehículos de los residentes de esos barrios.

Así mismo, crecerá los kilómetros de carril bici, implantándose también una red de bicicletas eléctricas, la cual se sumará al actual parque de bicis públicas tradicionales de la capital de Francia, donde algunas calles ya han limitado la velocidad de circulación a los 30 kilómetros  por hora.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest