Volvo ha creado el primer autobús híbrido enchufable

Siemens ha logrado equipar con un innovador sistema de carga eléctrica de alto rendimiento al Volvo 7900 Híbrido Eléctrico, el cual es el primer autobús híbrido que va a circular por las calles de Hamburgo a partir de este mes.

Este autobús cuenta con un sistema de propulsión híbrido eléctrico, el cual combina un motor diésel de cuatro cilindros de 240 CV (177 kW) de potencia, con un motor eléctrico de 150 kW y 1.200 Nm de par máximo. El motor eléctrico recibe la energía de una batería de iones de litio de 19 kWh de capacidad total de almacenamiento, lo cual permite recorrer en modo eléctrico una distancia de incluso 7 km entre cargas o el 70% de la ruta que tenga el autobús.

El autobús va a funcionar básicamente en modo eléctrico. Para que sea posible la conducción eléctrica total, el autobús dispone de dirección asistida eléctrica, compresor de aire eléctrico y una unidad CC/CC que transforma una alimentación de 600 V en una alimentación de 24 V. La unidad CC/CC reemplaza al alternador convencional. El vehículo se turna entre el modo de conducción híbrida y el modo de conducción eléctrica completa, lo cual variará en función de las condiciones.

Cuando sea necesario potencia adicional o cuando la batería alcance un nivel predeterminado, el autobús pasará a el modo de conducción híbrida. El motor diésel y el motor eléctrico impulsan el vehículo a la vez. El par se raciona entre las dos unidades en función del nivel de carga del sistema de almacenamiento de energía (ESS), de la velocidad y de otras condiciones.

El autobús es cargado a través de una interfaz de carga por contacto que está situado en el techo del autobús. Para que el autobús logre funcionar de forma exclusiva con energía eléctrica durante todo su recorrido, se han capacitado diversas estaciones de carga rápida de Siemens a lo largo del recorrido. Estas se comunican con el autobús a través de tecnología WiFi y las baterías son recargadas de forma automática cuando se accione el freno, en únicamente seis minutos. Este proceso mecánico termina cuando se llega al nivel de carga máximo.

Durante el frenado o el retardo, es generada energía cinética la cual es utilizada para cargar el sistema de almacenamiento de energía (ESS). Esta energía que se ha recuperado es utilizada después para la propulsión o para algunos elementos de consumo auxiliares, como son por ejemplo, el compresor de aire, la unidad CC/CC o el sistema de aire acondicionado.

El Volvo Híbrido Eléctrico 7900 ahorrará una media del 75% de combustible diésel, comparándolo  con un autobús diésel convencional, y las emisiones de partículas contaminantes (NOx y CO2) disminuirán en proporción a esta reducción.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest