Barcelona dispone ya de más de 400 puntos de recarga

Barcelona dispone de 303 puntos de recarga de uso público para automóviles eléctricos gracias a los 182 enchufes nuevos que han sido instalados en los aparcamientos subterráneos de B:SM, y que han empezado a funcionar en los primeros días del año.

El Ayuntamiento de Barcelona ha declarado que el 74% de los puntos de recarga que se han instalado en los aparcamientos subterráneos de B:SM son para turismos y el 26% son para motocicletas.

En total, la ciudad de Barcelona dispone de 303 puntos de recarga de uso público, de los cuales 121 están ubicados en la vía pública, y 182 se encuentran en aparcamientos subterráneos de B:SM.

De las 121 estaciones de carga en superficie, 10 de los enchufes son de recarga rápida y ofrecen la posibilidad de cargar un 80% de batería en menos de media hora. Asimismo, estamos hablando de puntos universales, que ofrecen los tres sistemas que existen en el mercado, y puede recargarse conjuntamente dos vehículos.

Este año tienen planeado invertir para realizar 24 instalaciones nuevas, lo cual representa unos 40 puntos de recarga adicionales. También se está trabajando para generar un sistema de control centralizado, lo que permitirá explotar datos de uso, y horarios,  pudiendo detectar con mayor rapidez las incidencias.

Además, la ciudad dispone de más de 100 puntos de recarga en distintos aparcamientos privados como son los de los centros comerciales, hoteles, etc. que dan servicio también a los usuarios de automóviles eléctricos, y que son de uso público pero gestionados de forma privada.

Con esta nueva red de los aparcamientos subterráneos de B:SM se tiene pensado dar servicio a aproximadamente 250 abonados y a 125 clientes de rotación, cada día.

Igualmente, la normativa que fue aprobada el pasado 19 de diciembre por el Consejo de Ministros del Gobierno, va a obligar a instalar un mínimo de estaciones de carga en los aparcamientos públicos en el resto de España, lo que mejorará significativamente nuestras infraestructuras.

Tanto el Ayuntamiento, como B:SM marcaron al inicio del año 2014 como criterio que todos los aparcamientos tuviesen, como mínimo, una plaza para recarga eléctrica y, de hecho, la mayoría dispondrán además de plazas específicas para motos. Sin embargo, una moto podría acceder a una plaza de automóvil para cargar su batería en el caso de que fuese necesario. Teniendo como objetivo el de racionalizar la inversión, en los primeros años la recarga del vehículo será gratuita para los clientes.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest