El Toyota Mirai ha recibido 1.500 pedidos en Japón

Hace poco estuvimos hablando del Mirai, pero no sospechábamos que tan solo un mes después de su lanzamiento hubiese tenido tanto éxito. Para sorpresa de todos, en el primer mes desde el lanzamiento del Toyota Mirai, la berlina de pila de combustible del fabricante Toyota, se han recibido la friolera de 1.500 pedidos.

El Toyota Mirai salió al mercado en Japón el pasado 15 de diciembre del año 2014. Dentro de poco llegará a otros mercados, entre ellos al mercado europeo, donde saldrá a la venta a finales del año 2015, empezando por Reino Unido, Alemania, y Dinamarca.

Cuando salió al mercado el Mirai, Toyota anunció que sus previsiones eran vender al menos 400 unidades en Japón a lo largo del año 2015. Ahora, a causa del gran volumen de pedidos que han recibido en el primer mes de venta, Toyota ha pronosticado un plazo de entrega bastante mayor al previsto de forma inicial.

Aproximadamente el 60% de los pedidos han sido realizados por oficinas gubernamentales, así como por flotas de empresas, siendo solo el otro 40% pedidos por clientes particulares. Estos pedidos proceden la mayoría  de Tokio, la Prefectura de Aichi, la Prefectura de Kanagawa,  y la Prefectura de Fukuoka.

El Toyota Mirai, como ya comentamos en el artículo que hablamos de él,  es propulsado gracias a la electricidad que se genera a través de una reacción química entre el oxígeno que se encuentra en el aire y el hidrógeno que contiene la pila de combustible.

Uniendo un buen comportamiento medio ambiental con unas excelentes prestaciones, el Toyota Mirai cuenta con el potencial de seguir acelerando la diversificación energética y de poder ayudar a crear una sociedad del futuro mucho más limpia basada en el hidrógeno.

Si tú también estás deseando poder comprar el Toyota Mirai te tocará esperar al menos hasta el año que viene, ya que como hemos dicho anteriormente, no empezará a llegar a los mercados europeos hasta finales de año, y aún no se sabe la fecha en la que llegará a España, de modo que solo queda esperar y tener paciencia.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest