BMW e Iberdrola han creado el “car Sharing” eléctrico. 1ª Parte.

Los BMW i3 van a ser usados por los trabajadores de Iberdrola en las ciudades de Bilbao, Madrid, Barcelona y Valencia, permitiéndose de esta forma reducir gastos y minimizar el impacto sobre nuestro entorno.

La compañía de renting, gestión de flotas y movilidad corporativa llamada Alphabet, que forma parte del grupo BMW, será la que se encargue de aportar los vehículos y de hacer e implantar la solución idónea para la gestión de este servicio de “car Sharing” eléctrico, el cual tendrá una duración de cuatro años.

Esta medida dará la posibilidad a 350 profesionales de Iberdrola de poder utilizar vehículos respetuosos con el medio ambiente para llevar a cabo su trabajo en las ya mencionadas ciudades y está dentro del compromiso que tiene BMW de ofrecer el producto Energía Verde Iberdrola a los clientes que adquieran un vehículo eléctrico.

El BMW i3 es un vehículo 100% eléctrico que desarrolla 170 CV, emitiendo 0g/km de CO2. Su proceso de fabricación es impulsado por métodos totalmente sostenibles y de última generación en la planta de Moses Lake. El chasis del vehículo está fabricado con PRFC (plástico reforzado con fibra de carbono) y utiliza materiales reciclados para los acabados del automóvil.

Gracias a esto se puede garantizar un bajo peso de conjunto que combinado a la gran potencia y a su diseño que parte desde cero pensando únicamente en la movilidad eléctrica, el BMW i3 puede recorrer hasta 190 kilómetros con una única carga, logrando acelerar de 0 a 100km/h en tan solo 7,2 segundos. Puede alcanzar un par máximo de 250 Nm y se entrega de forma constante desde la primera vez que lo pones es marcha.

 

Sigue leyendo el resto del artículo en la segunda parte

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest