La ciudad de Valladolid ha activado un plan de ayudas para la compra de vehículos eléctricos

El Ayuntamiento de la ciudad de Valladolid ha presentado el Proyecto Faro REMOURBAN, el cual es una iniciativa que tiene la intención de invertir en la ciudad una suma superior a 7 millones de euros para realizar una intervención de regeneración urbana, además de para conseguir el despliegue de vehículos sostenibles, ya sean municipales o privados, para mejorar la red de recarga y para poder difundir  información acerca del uso de los vehículos eléctricos, así como sus beneficios tanto para el propietario del vehículo, como para el medioambiente.

La iniciativa contempla también la introducción de cincuenta vehículos eléctricos nuevos en un periodo máximo de cinco años y la instalación de la infraestructura de recarga necesaria, que estará situada tanto en lugares de uso público, como en sedes de empresas, paradas de taxi e incluso domicilios.

En concreto, habrá 4 puntos de recarga rápida para los taxis, 1 punto de recarga normal para los taxis, 4 puntos de recarga rápida para los autobuses, 13 sustituciones de puntos de recarga existentes y 21 puntos de recarga nuevos de carácter general. Todo esto hará que las infraestructuras de la ciudad de Valladolid para los vehículos eléctricos aumenten de forma considerable, y que sea mucho más sencillo conducir un vehículo eléctrico por las calles de esta ciudad.

Para lograr este objetivo, el Ayuntamiento de Valladolid ha dado a conocer una línea de subvenciones públicas con la que ofrecerá una ayuda de incluso 12.000 euros para la compra de un modelo 100% eléctrico que se utilice en el servicio de taxi o para el reparto de mercancías, además de para los Organismos Oficiales que lo soliciten. La subvención incluirá también el coste de la instalación de la infraestructura de recarga que esté vinculada a dicho vehículo.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest