Volkswagen y su sistema de carga por inducción

Volkswagen presentó en el mes de Enero en el CES de Las Vegas, la feria de electrónica de consumo, su sistema de carga por inducción para automóviles eléctricos, el cual han llamado e-Golf Intelligent Charge.

Los sistemas de carga por inducción de baterías de alto voltaje son el paso próximo para poder suministrar energía tanto a los coches eléctricos, como a los híbridos enchufables.

Con el sistema de carga por inducción del fabricante Volkswagen, el conductor estaciona su vehículo sobre una placa de carga. Una vez que la unidad de control y comunicaciones de la placa de carga establecen una conexión con el coche a través de un canal de comunicación, comenzará la transmisión de energía sin contacto por campo electromagnético entre las dos bobinas, una que se encuentra en el suelo de la plaza de aparcamiento y otra que se ubica en el e-Golf. Anteriormente, un “ascensor” junta la placa integrada en el aparcamiento a la parte baja del vehículo, lo que, a diferencia de los sistemas de suelo fijo sin “ascensor”, ayuda a conseguir una energía con mayor eficiencia.

Un menú que está separado en la pantalla del sistema de navegación da la posibilidad de aparcar el coche de manera automática y precisa encima de la placa de carga. El vehículo es posicionado con la ayuda de una cámara frontal que utiliza marcas especiales alrededor de la placa de carga, o se basa en un rayo guía que emite la placa. En los dos métodos, la precisión conseguida es remarcable, menos de 5 cm estacionando en paralelo y menos de 10 cm estacionando en batería.

El conductor además, podrá utilizar una aplicación de Smartphone como alternativa. En este caso, el coche es controlado de manera prácticamente remota. Durante todo el proceso automático de posicionamiento, el conductor solo tendrá que pulsar una tecla virtual. Cuando el e-Golf se sitúa sobre la placa de carga, se establece la comunicación entre el coche y el sistema, para finalmente, tener lugar la transferencia de energía, la cual contará con una eficiencia del 93%, el inicio de la cual es indicado de forma visual al conductor con una secuencia de destellos de los faros delanteros y traseros.

El e-Golf Intelligent Charge viene además con la Digital Key, la cual es una llave electrónica que da la posibilidad a terceras personas de contar con un acceso temporal al coche, permitiendo además, que se pueda arrancar o apagar el motor a través de un Smartphone o con un Smartwatch. Los usuarios del e-Golf pueden usar ya la aplicación e-Remote, que entre otras opciones, da la posibilidad de acceder a información y ejecutar distintas funciones como podrían ser el poder encender la calefacción o el aire acondicionado,  o incluso, poder cargar la batería.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest