Samsung SDI ha comprado la división de baterías de Magna International

Samsung SDI es un proveedor clave de soluciones en energía y materiales. Se creó en 1970, comenzando como productor de tubos de rayos catódicos y más tarde, decidió entrar en el negocio de las soluciones de energía en el año 2002.

Desde ese momento, se ha convertido en un proveedor líder de baterías y sistemas de almacenamiento de energía, y poco a poco va expandiéndose en el área de las baterías para automóviles.

Después de fusionarse con Cheil Industries en el año 2014, Samsung SDI tiene ahora como objetivo principal el de crear una mezcla entre su negocio de soluciones de energía y el negocio de la electrónica y materiales químicos que han adquirido recientemente.

Ahora que ya conocemos algo más sobre Samsung SDI, es el momento de contar que ha comprado la división de baterías de Magna International, quien es proveedor líder global de la automoción. Con esta operación, la empresa tiene la intención de mejorar la capacidad de sus baterías para los vehículos eléctricos, pudiendo así expandir su negocio y la base de clientes.

Samsung SDI comprará todo el negocio de baterías de Magna Steyr, que es una unidad operativa con sede en Austria de Magna Internacional, quedándose también con los 264 empleados, los centros de producción y desarrollo y los contratos que ya posee el negocio. Se espera que esta transacción se haya completado durante el primer semestre del año 2015.

Con esta compra, la empresa ha dado un paso estratégico muy importante en su división de componentes, haciendo más fuerte de esta forma su competitividad en el ámbito de negocio de baterías para vehículos eléctricos y dando también un nuevo impulso para expandir el negocio en los mercados de Europa, China y América del Norte.

El mercado global de automóviles eléctricos, que incluye también los vehículos híbridos e híbridos enchufables (plug-in), se creé que llegará a 7,7 millones de vehículos para el año 2020, alejándose bastante de los 2,1 millones que había en el 2014, según un estudio que realizaron las compañías B3 e IHS.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest