Un Porsche que salva vidas

Porsche Ibérica ha firmado un contrato con el Ayuntamiento de Madrid en el que les ceden un Cayenne S E-Hybrid al SAMUR – Protección Civil, en concreto a la Unidad de Reanimación Extracorpórea móvil, el cual es un proyecto único en todo el mundo, que tiene como objetivo principal el de mejorar la intervención sanitaria en el caso de una parada cardiaca.

Este vehículo va a ser el primero en disponer del equipamiento necesario para poder aplicar la técnica de Oxigenación por Membrana Extracorpórea (ECMO), un método que consiste básicamente en mantener la circulación sanguínea, de un modo parecido al que se hace mientras el corazón está fuera del cuerpo durante una operación de trasplante.

Con el dispositivo ECMO adquirido por SAMUR–Protección Civil es posible mantener durante un periodo de tiempo más largo la vida de un paciente que ha sufrido un ataque al corazón o, en el caso de que las maniobras de reanimación no hayan sido suficientes y la persona fallezca, los órganos serían válidos para ser trasplantados, lo que por una parte o por otra, servirá para salvar vidas.

Entre otros criterios, para poder ser incluido en este protocolo hay que tener más de 18 años y menos de 65, además de haber sufrido una parada cardiaca refractaria, lo cual se define como el fracaso de las maniobras de reanimación durante 20 minutos desde que empiezan a realizarse por el primer equipo de SAMUR.

El centro de referencia que va a coordinar todas las actuaciones con el equipo del SAMUR que conduce el Porsche Cayenne S E-Hybrid, será el Hospital Clínico San Carlos. En algunas ocasiones la técnica de Oxigenación por Membrana Extracorpórea (ECMO) se aplicará en el vehículo y, en otras ocasiones, el paciente será llevado a dicho hospital, pero manteniendo siempre las maniobras de reanimación avanzada hasta llegar al centro hospitalario.

El Cayenne S E-Hybrid es un deportivo que cuenta con un sistema de propulsión híbrido, donde la convencional mecánica de combustión se ve apoyada y sustituida en algunas ocasiones por un motor eléctrico. La potencia combinada que puede conseguir el sistema es de 416 caballos, lo que da la posibilidad de alcanzar una aceleración  de 0 a 100 km/h en 5,9 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 243 km/h.

En el caso de que se circule en modo eléctrico puro, la velocidad máxima será de 125 km/h y el vehículo podrá recorrer una distancia de 36 kilómetros sin consumir nada de combustible y sin contaminar nada, pues no lanzará CO2 a la atmosfera.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest