Carga súper rápida para los autobuses públicos de Estocolmo

Siemens, que es una empresa global líder en tecnología, colaborando con el productor energético Vattenfall, ha realizado la instalación de una estación de carga súper rápida para el nuevo servicio de autobuses híbridos de la ciudad de Estocolmo.

Gracias a esto, los autobuses de la línea 73 de transporte público de la ciudad de Estocolmo cargarán sus baterías de litio en únicamente seis  minutos y podrán recorrer un trayecto de siete kilómetros a través de la energía eléctrica.

Para esto, Siemens unido a Vattenfall, ha dispuesto varias estaciones de carga en ambos extremos de la línea, que cubre el trayecto entre Ropsten y el Instituto Karolinska. Las ventajas del sistema son además de la velocidad de carga, la reducción de las emisiones y del nivel de ruido.

Sandra Gott-Karlbauer, CEO de la división Urban Transport de Siemens, ha afirmado lo siguiente: “Los autobuses eléctricos híbridos posibilitarán que el transporte público sea cada vez más sostenible. Con nuestro sistema de carga súper rápida, podemos proporcionar la energía que necesitan fácilmente y sin perder tiempo“.

Andreas Regnell, Chief Strategy Officer de Vattenfall Nordic Region  añadió lo siguiente: “La electricidad es el combustible del futuro. Por ello, es fundamental disponer de una infraestructura de electrificación, capaz de convertir en realidad un transporte público más limpio y silencioso”.

De este modo, la línea 73 de la capital sueca será manejada mediante los autobuses Volvo 7900, los cuales están equipados con un motor eléctrico de 150 kW, cuyas baterías se irán cargando en las estaciones de Siemens que se encuentran al inicio y al final de la ruta. Para empezar la carga, el conductor únicamente tendrá que aparcar el autobús bajo la estación y un mástil de contacto descenderá de forma automática hasta entrar en contacto con el vehículo. En dicho momento, empieza el proceso, el cual durará seis minutos. Con la carga completa, el autobús estará listo para recorrer aproximadamente siete kilómetros.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest