Honda NSX, una mezcla de ciencia y tecnología

Cuando decimos que el nuevo Honda NSX es una mezcla de ciencia y tecnología, nos referimos a que el fabricante ha sabido utilizar a la perfección todas las novedades tecnológicas existentes en el área automovilística, pero sin olvidarse de nuestra gran amiga la ciencia. Ahora, veremos un resumen de cómo han creado este vehículo para que puedas hacerte una idea de a qué nos referimos.

En este vehículo, Honda ha usado por vez primera un moderno diseño de bastidor space frame que ha sido fabricado con distintos materiales, los cuales le ofrecen una rigidez en la carrocería que es líder en su clase, y lo más importante de todo, su peso no se ha visto incrementado. Esto lo han podido conseguir gracias a la ciencia, y seguramente, a una gran investigación que han realizado en la empresa para encontrar los materiales idóneos para conseguir resistencia en la carrocería sin hacer que el coche pese más.

Esto ha supuesto la primera aplicación de la historia en el área automovilística de la nueva tecnología de fundición por ablación, lo cual ha proporcionado una rigidez a la carrocería de primer orden que logra unos niveles de control y maniobrabilidad totalmente definitivos.

Igualmente, es la primera vez en la historia que se ha usado un montante A de acero de ultra-alta resistencia y modelado tridimensional, lo cual contribuye a conseguir una rigidez y un rendimiento en colisiones líderes en su clase, y al mismo tiempo logra proporcionar una enorme visibilidad exterior.

Por otra parte, el NSX va a marcar la introducción del sistema de tracción a las cuatro ruedas de maniobrabilidad superior con los niveles mayores de gestión del par en la historia del fabricante. Además, destaca la cilindrada del nuevo motor V6 con dos turbocompresores del NSX es de 3,5 litros.

El Honda NSX cuenta también con unas prestaciones aerodinámicas líderes en su categoría sin tener que utilizar elementos aerodinámicos. Por otra parte, su unidad de potencia híbrida deportiva de tres motores se refrigera a través  de diez intercambiadores térmicos, lo cual puede conseguirse gracias a una estrategia de control total del flujo de aire que logra maximizar la circulación del aire alrededor y a través del coche.

Todo esto ha supuesto un enorme avance en el trabajo de Honda, habiendo dedicado dos décadas a una conducción superior que responde de manera proactiva a las interacciones del conductor, lo que da la posibilidad al NSX de lograr un nuevo nivel de trazada, así como de proporcionar un apoyo inteligente al conductor cuando haya entornos cambiantes.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest