Un híbrido de carreras: Volkswagen Golf GTE Sport

Volkswagen ha llevado todo el sentimiento de las antiguas siglas GTI al futuro con su nuevo  Golf GTE Sport, el cual han presentado en el festival de Wörthersee en Austria. La histórica reunión de amantes de los coches ha tenido como especial  invitado híbrido enchufable que desarrolla una potencia máxima de 400 CV.

La nueva joya de la corona del fabricante alemán monta tres motores en total, una gran innovación para el grupo Volkswagen. En primer lugar encontramos un motor de gasolina 1.6 TSI de inyección directa, con cuatro cilindros y turboalimentado, que se va hasta los 299 CV y 400 Nm de par máximo. Y por otra parte encontramos dos motores eléctricos (uno colocado en cada eje) de 115 CV de potencia que desarrollan 330 Nm de par máximo para la unidad delantera y 270 Nm en la trasera.

En total, este cochazo logra generar un máximo de fuerza conjunta que alcanza los 400 CV y 670 Nm de par. Todo se gestiona por el cambio DSG automático de doble embrague y cuenta con seis velocidades. Si pones  en marcha el GTE Mode, la opción que hace funcionar a los tres motores al mismo tiempo, sabrás lo que es realmente el placer de conducir.  Dispone de tracción total, lo que hará que puedas sacarle el máximo partido a sus prestaciones. De esta forma es como puede alcanzar los 280 km/h de velocidad máxima y llega de 0 a 100 en tan solo 4,3 segundos.

No obstante, el moderno sistema híbrido del GTE Sport no es solo velocidad, sino que además logra sacar un lado mucho más eficiente con sus otros cuatro modos de conducción. En primer lugar está el E-Mode con el que podemos conducir hasta 50 kilómetros de forma completamente eléctrica, con cero emisiones y sin consumir combustible. Por otra parte está el Hybrid Mode, que funciona prácticamente igual que cualquier vehículo híbrido (gestionando de una forma muy eficiente los tres motores). Por último, el fabricante Volkswagen cuenta con dos maneras de regenerar la carga de las baterías. Por una parte está el Battery Hold el cual se encarga de mantener constante el nivel de energía y por otra parte,  el Battery Charge hace que el vehículo vaya regenerando energía para aumentar la carga eléctrica. Esto hace que el consumo anunciado por Volkswagen sea de 2.0 l/100 km.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest