Dacia Lodgy GLP, o lo que es lo mismo, como viajar barato

El Dacia Lodgy lleva ofreciéndose desde el año 2012 como una solución low cost para las familias que requieren tener hasta siete plazas disponibles y están buscando un maletero grande para poder guardar el equipaje de, como mínimo, cinco ocupantes. Sin embargo, ahora podemos encontrar la versión GLP con la que tenemos la posibilidad de incrementar el ahorro para su propietario, ya que podrá beneficiarse del bajo precio al que se vende el Gas Licuado de Petróleo (entre 0,70 y 0,80 euros/litro).

Utiliza un motor de 80 CV y 131 Nm de par, el mismo que emplea la versión 1.6, aunque al depósito de 50 litros de gasolina se añaden 33,6 para el GLP, así como un sistema que permite pasar de un combustible a otro a través de un botón situado al lado de la palanca de cambios.

El Lodgy GLP es un coche sin ninguna pretensión deportiva. No ha sido fabricado para apasionar a nadie, a no ser que te emocione el poder calcular lo que ahorrarás en combustible al final de cada viaje que realices.

Es bastante complicado ganar velocidad al adelantar o cuando afrontes una prolongada pendiente. Eso ha sido comprobado únicamente con dos adultos y un niño pequeño, de modo que cuando todas las plazas estén ocupadas será mucho más difícil.

En el caso de que busques algo positivo que te ofrezca este vehículo, diremos que es muy amplio y es que no hemos encontrado otro coche en el mercado que ofrezca una relación tan favorable entre espacio, plazas y precio. Podemos decir  que el ocupante cuenta con una sensación bastante parecida a la que le proporciona un monovolumen, aunque,  el Lodgy con el acabado Ambiance, por cuestión del ahorro, ofrece acabados propios de coches urbanos y no destaca en absoluto por el equipamiento, que es muy básico: control de velocidad, ordenador de viaje y para de contar. Los elevalunas traseros no son eléctricos, y tendrás que pagar por el aire acondicionado 704 euros adicionalespor dentro

Por último, hablemos del precio. La versión de siete plazas en acabado básico y sin ninguna opción (el aire acondicionado es la única que no podemos obviar) sale por 12.230 euros, que es la mitad de lo que cuestan otros modelos de amplitud parecida. Si a ello le sumas también el ahorro en el uso gracias al GLP, posiblemente, merecerá la pena.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest