La importancia de los coches conectados. 1ª Parte.

En estos días resulta complicado imaginar la vida sin internet y eso es lo que va a pasar con los coches en poco tiempo. El coche conectado es cada vez más una realidad y si no te lo crees, no te pierdas los datos que ha facilitado la Asociación Nacional de Fabricantes de Automóviles (Anfac). Uno de cada cinco coches vendidos en nuestro país lleva incorporado algún elemento de conectividad y un 66% de consumidores españoles escogen su vehículo en función de su equipamiento en conectividad, dejando de lado las propias prestaciones que ofrezca el coche.

En la actualidad, somos testigos del comienzo de una nueva revolución en el mundo del automóvil, siendo la conectividad uno de los vectores que terminará dominando la compra en los próximos años. Según ha estimado Bosch, quien es empresa líder en tecnologías y servicios para el automóvil, en el año 2022 va a haber 700 millones de coches conectados en el mundo.

Hace ya tiempo que no paramos de hablar de coches conectados, pero ¿sabemos realmente de qué estamos hablando? La conectividad en el vehículo se relaciona con tres importantes aspectos:

  1. La seguridad y los sistemas de ayuda al conductor.
  2. El llamado “infotaintment” que se asocia al uso de Internet y de las aplicaciones a bordo.
  3. Coches autónomos, que es una fase más avanzada y en la que aún quedan problemillas por solucionar.

En el resto del artículo nos centraremos en los dos primeros aspectos.

En ambos casos, la conectividad busca un objetivo claro, que  es reducir el número de accidentes, haciendo que los coches sean más seguros, más confortables y más eficientes. Ahora analizaremos el presente del coche conectado en los dos primeros aspectos, lo que nos depara el futuro y por último, los retos a los que tendremos que enfrentarnos para su total implantación.

Sigue leyendo el resto del artículo aquí.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest