Ponemos a prueba el Porsche Panamera S E-Hybrid. 2ª Parte.

Para demostrar que eso es cierto, Porsche convocó a la prensa especializada para hacer una prueba de consumo en Madrid. El objetivo era ir a media mañana desde el Parque del Retiro hacia El Pardo, para volver al mediodía por una ruta parecida, en hora punta.

Esta convocatoria tuvo una vertiente un poco competitiva. Se premió al equipo que hizo el menor consumo durante todo el recorrido. Además, se valoró el tiempo total empleado circulando en modo eléctrico, y el cumplimiento de la media de velocidad, que se estableció en 30 km/h.

Esta idea pareció acertada, ya que ayudó a comprobar cuál es el consumo que puedes lograr con un Porsche Panamera S E-Hybrid o un Porsche Cayenne S E-Hybrid en cualquier día, en condiciones de conducción normales y en una gran ciudad como es Madrid. O lo que es lo mismo, como si usases el coche para ir y volver del trabajo o para desplazarte al extrarradio. Los responsables de la marca en nuestro país recomendaron para que la prueba fuese lo más real posible, no apagar el aire acondicionado, ni r la radio, ni realizar ninguna otra acción enfocada a forzar un menor consumo de combustible.

Esto es lo que hicieron los periodistas, siendo un ejemplo de ello un Porsche Cayenne E-Hybrid, que llevaba la batería cargada por completo. Como primer objetivo se propusieron llegar a El Pardo sin consumir ni una gota de combustible. Para lograr eso, los Porsches enchufables, tanto el Cayenne como el Panamera, cuentan con el modo E-Power, el cual se activa con un pulsador en la consola central. Este modo obliga al coche a circular sólo con la energía almacenada en las baterías, lo que en teoría ofrece una autonomía de 36 kilómetros. Aunque realmente, esto se quedó  en algo menos de 30 kilómetros, aunque con ellos fue llegar a El Pardo sin consumir nada y sin emisiones.

Después, la vuelta al centro de Madrid fue distinta. Con la batería casi agotada, la estrategia a seguir era recargar electricidad en medida de lo posible en las bajadas a través del sistema de recuperación de energía cinética, el cual actúa automáticamente, e intentar consumir lo menos posible en cuanto se activase el motor de gasolina.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest