¿Cómo puede afectarte el escándalo de Volkswagen como consumidor?

Aún se desconocen los niveles alcanzados por el escándalo del Grupo Volkswagen, pero hay algo que está muy claro, esto ha afectado de forma muy negativa al medioambiente. Este engaño ha hecho que millones de coches de todas las marcas del Grupo Volkswagen emitiesen cuarenta veces más de los gases permitidos. Hasta el momento, la empresa no ha realizado ningún comunicado sobre la forma en la que pueden limitarse esas emisiones, aunque lo que sí que han asegurado es que no habrá ningún coste para los dueños de los vehículos para retirar este sistema.

Ahora hay muchas preguntas que les invaden a todas las personas que compraron uno de esos vehículos. Algunas de esas preguntas son las siguientes:

  • ¿Deben temer por su seguridad los conductores? No, este problema solo afecta al nivel de emisión de gases del motor, por lo que no hay ningún problema de seguridad para los conductores, solo para en medioambiente.
  • ¿Cuáles son los coches afectados? Todos los que pertenezcan a Volkswagen, Seat, Audi o Skoda que fuesen equipados con los motores EA189. Se está a la espera de que el Grupo haga oficial el número de vehículos afectados.
  • ¿Hay distinta normativa sobre las emisiones en Europa y Estados Unidos? Tanto en Europa como en Estados Unidos hay una normativa muy clara sobre los niveles máximos de emisión de óxido de nitrógeno (NoX), monóxido de carbono (Co) o de partículas. Sin embargo, en Estados Unidos son más estrictos que en Europa, por lo que es posible que un coche que superase los límites en Estados Unidos, no los supere en Europa.
  • ¿Hay disparidad con las homologaciones? El diferente criterio de homologación es uno de los problemas principales que afectan a los fabricantes. Canadá y Estados Unidos cuenta con un sistema de homologación, mientras que la Unión Europea utiliza uno más universal, para poder realizar exportaciones a los mercados asiáticos. Las marcas de coches llevan años luchando para que se armonicen los sistemas de homologación, lo que facilitaría por ejemplo, el poder comprar un coche en Estados Unidos y poder conducirlo en Europa, o a la inversa.
  • ¿En qué se basaba el engaño? Los motores diésel de Volkswagen llevaban instalado un software fabricado por Bosch que se diseñó para que detectase cuando un coche estaba siendo sometido a una prueba de contaminación. Es ese momento, reducía sus emisiones, haciéndolas hasta 40 veces menor que las reales.
  • ¿Cómo de graves han sido las consecuencias para el medioambiente? Solo en Estados Unidos, los 482.000 vehículos afectados han emitido aproximadamente entre 10000 y 41000 toneladas de gases tóxicos. Siguiendo la normativa medioambiental, no se debería haber emitido más de 1000 toneladas. Sin embargo, solo conoceremos las cifras reales cuando Volkswagen haga público los datos de todos los vehículos afectados, siendo al menos once millones de vehículos.
Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest