Porsche saca su primer coche eléctrico, el Mission E

El fabricante Porsche presentó en el Salón Internacional del Automóvil de Frankfurt (IAA) el prototipo del Mission E, el cual se ha convertido en el primer deportivo eléctrico de cuatro plazas en la historia de la marca.

El Mission E lleva incorporado un sistema de propulsión eléctrico con dos motores sincrónicos de imán permanente (PSM) que logran desarrollar 600 CV (440 kW) de potencia. Esto permite acelerar de 0 a 100 km/h en menos de 3,5 segundos, así como pasar de 0 a 200 km/h en tan solo 12 segundos, alcanzando una velocidad máxima de 250 km/h.

La tracción total, se puede controlar según la necesidad utilizando el “Porsche Torque Vectoring”, que transmite potencia a la carretera. Por otro lado, podemos encontrar la dirección activa en las cuatro ruedas, que se encarga de determinar la dirección deseada deportivamente con total precisión.

El Mission E dispone de una autonomía de 500 kilómetros, cargando la batería tan solo una vez. Además, consigue recuperar el 80% de la capacidad en solo 15 minutos con una toma de 800 voltios.

Por otro lado, nos encontramos con el sistema “Porsche Turbo Charging”. Este coche se puede recargar con energía si se conecta a una estación de carga rápida de 400 voltios o incluso, en el propio garaje de tu casa de manera inductiva. Para ello solo se necesita estacionar sobre una bobina de inducción, que se integra en el suelo, la cual transfiere la energía sin hilos a su pieza opuesta ubicada en los bajos del coche.

La batería, ubicada en los bajos del coche, ocupa toda la longitud entre el eje delantero y el eje trasero. De esta forma, el peso se reparte de manera homogénea en los dos ejes propulsores logrando un balance equilibrado que, también, favorece un centro de gravedad del deportivo muy bajo.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest