Un carril que carga tu coche eléctrico mientras vas circulando por él

Ya hemos hablado varias veces de las grandes ventajas que tienen los coches eléctricos, como por ejemplo, las cero emisiones que producen, el hecho de olvidarnos de echar gasolina, etc. Aunque, sin embargo, aún hay muchas personas que reniegan de este tipo de vehículos, principalmente, por la poca autonomía que tienen. Aunque cada vez esté aumentando más la autonomía que presenta los nuevos modelos que están saliendo al mercado, hay algo que nos sigue chocando, el no tener electricidad suficiente para llegar donde necesitamos. Eso es algo que a todos nos sigue echando un poco para atrás, pero hoy traemos una buena noticia.

Es posible que los coches eléctricos hayan conseguido impulsarse definitivamente. Ya que un experimento, que ha sido llevado a cabo por Higways England, ha logrado demostrar que es posible recargar los coches eléctricos mientras se va circulando con ellos. Más concretamente, esta empresa se ha encargado de crear un carril que va recargando la batería del coche mientras se va circulando sobre él.

Esto es sin duda, una novedad que supone un enorme impulso para este tipo de vehículos, tanto eléctricos, como híbridos, ya que, como hemos mencionado antes,  la mayoría de los conductores veían como un enorme impedimento el hecho de que fuese necesario hacer varias paradas para recargar las vehículos antes de llegar a su destino.

¿Cómo funcionan estos carriles?

Estos carriles funcionan de una manera similar a como lo hacen los cargadores de teléfonos móviles: con la tecnología de inducción magnética. Bajo estos carriles hay situados una serie de cables eléctricos, los cuales se encargan de generar campos electromagnéticos. Estos campos electromagnéticos  son captados por una bobina ubicada en el interior del vehículo y son transformados en electricidad para alimentar a los vehículos.

Dicho sistema va a incluir también un sistema de comunicación, que se encargará de alertar al carril de que se aproxima un vehículo para que comience a ejecutar el proceso.

Aunque al proyecto le quedan todavía unos meses por delante para terminar su estudio de viabilidad y decidir si al final será implementado en las carretera públicas británicas, el gobierno británico se ha encargado de anunciar que va a invertir 500 millones de libras durante los siguientes  5 años, con la única finalidad de poder mantener a gran Bretaña a la vanguardia de esta tecnología, como manifestó el Ministro de Transporte británico.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest