Opel se ha electrificado con el Ampera-e

La generación nueva del Chevrolet Bolt ha sufrido un gran cambio, pues ha adoptado una estética de vehículo compacto alto, muy parecida a la del BMW i3, que ya nos adelantó el prototipo que pudimos ver hace ya un año. El fabricante ha considerado su modelo como un eléctrico de un precio asequible aunque, dado que ya no se encuentra en Europa, para poder venderlo en el Viejo Continente ha tenido que recurrir al fabricante Opel (que también forma parte del grupo GM).

Después de conocer esa noticia, todos nos preguntábamos cuál iba a ser la solución al problema del fabricante americano. Pues bien, la solución ha sido crear este Ampera-e, que se considera sin duda una auténtica suerte de adaptación estética, así como de cambio de logos del Chevrolet Bolt.

En el frontal nos encontramos con una delgada parrilla que está unida a los grupos ópticos delanteros y esto, a la vez, está enlazado con el marco cromado superior de las ventanillas, además de con el negro que recorre la zona inferior. Ambos van hasta el pilar C y de este lugar llegan a los pilotos traseros, lo que forma  un conjunto completo.

Aún no se han visto imágenes del habitáculo, aunque Opel ha declarado que va a contar con el sistema de conectividad Opel OnStar.

Sin embargo, de lo que no se tiene datos concretos es de las prestaciones y autonomía según el ciclo europeo. Lo que sí se sabe es que lo más probable es que utilice la misma mecánica que usa el Bolt EV, por lo que es posible calcular las cifras en cuanto a prestaciones y autonomía se refiere.

El vehículo en versión americana desarrolla 200 CV de potencia y 360 Nm de par máximo, puede acelerar de 0 a 100 en siete segundos y alcanzar una velocidad máxima de 145 km/h. Hablando de su autonomía, con la batería cargada completamente se puede llegar a recorrer 322 kilómetros.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest