Reino Unido subvencionará hasta el 75% de los vehículos de hidrógeno

Para que las cosas cambien en un país es importante que exista voluntad política, ya que de lo contrario, sería imposible poder hacer cambios. Para que esto ocurra, es de vital importancia que en ese país tengan planes y objetivos, y eso es lo que ha sucedido en Reino Unido. El gobierno británico tiene la voluntad de apostar por los vehículos de cero emisiones, para poder convertir el país en un lugar mucho más limpio.

Por este motivo, cuentan con un fondo de dos millones de libras para vehículos con emisiones bajas (OLEV), que podría suponer incluso 100 o más vehículos de pilas de combustible que circularían por sus carreteras dentro de poco.

El dinero de esta subvención supondrá hasta el 75% de los costes de los nuevos automóviles adquiridos hasta el mes de abril del próximo año, además de los gastos de funcionamiento durante 3 años como máximo. Sin embargo, eso no es todo, ya que el apoyo va a estar además disponible para el alquiler de vehículos, así como para sus seguros, el combustible de hidrógeno e incluso, el mantenimiento.

El nuevo fondo ha sido creado después de que el gobierno se comprometiese con 5 millones de libras en el año 2014, mediante el Programa de Hidrógeno para el Avance del Transporte, para desarrollar doce estaciones de servicio de hidrógeno.

Hace poco, el ministro de transporte Andrew Jones se encargó de abrir la segunda de dichas estaciones en el Laboratorio Nacional de Física en Teddington. Se cree que las doce estaciones que deben abrir estén abiertas como máximo a finales de año, lo que supondría sin duda un paso de vital importancia hacia una red nacional.

El mercado y la tecnología de hidrógeno FCEV están avanzando en novedades, aunque lo hacen despacio. Los fabricantes de vehículos ya han traído al país algunos modelos, aunque la producción mundial hasta el momento está limitada a pocas miles de unidades.

Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterPin on Pinterest